Arcilla Verde

Es la arcilla más activa y “joven”, en la que el estadio evolutivo del mineral está menos avanzado.

La mejor variedad es la montmorillonita o bentonita, que también puede ser de color pardo o gris, muy rica en magnesio, además contiene silicio, potasio, sosa, cal, fosfatos, óxidos de hierro, aluminio, manganeso, magnesio y titanio. Posee una excepcional capacidad de absorción y pureza. Es desintoxicante, remineralizante y absorbente.

La illita, variedad muy cálcica y pobre en magnesio, se adhiere muy bien a la piel. Por su poder de absorción, se utiliza para absorber residuos e impurezas. En cataplasmas espesas sirve en traumatismos y contusiones.

Podemos encontrar las dos variedades mezcladas para aprovechar mejor sus propiedades.

En cosmética natural se usa la arcilla verde en formulaciones para cabellos y pieles mixtas y grasas. És útil en problemas de piel. Como mascarillas es adecuada para pieles acneicas, para pieles fatigadas y envejecidas.

Arcilla Blanca

Por su estructura es comparable a la arcilla verde, pero más rica en aluminio y más pobre en cuanto a oligoelementos, no contiene fósforo ni cloro ni zinc.

Es una arcilla lavada por las aguas de lluvia y de arrastre, de ahí su color. Tiene un poder absorbente más débil que la arcilla verde, debido a que contiene menos iones. Tiene la particularidad de tener un pH ácido (pH 5 en lugar de pH 7 de la arcilla verde). Usada como cicatrizante por su alto porcentaje de alumino. Es también exfoliante, nutriente y relajante.

En cosmética natural se usa en formulaciones para cabellos y pieles secas y sensibles, por su capacidad hidratante. Excelente como enjuague bucal y como polvos semejantes al talco para los bebés.

Arcilla Roja

De composición similar a la arcilla verde, su coloración se debe a un mayor contenido en óxidos de hierro. Es más grasa y menos absorbente.

En cosmética natural se usa en cabellos y pieles mixtas o grasas, para problemas de rojeces y en casos de transpiración excesiva.

 

Productos Relacionados