Quemaduras solares

Quemaduras solares

La quemadura solar es el enrojecimiento de la piel que ocurre después de exponerse al sol o a otro tipo de luz ultravioleta. Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más tiempo. Los principales síntomas son:

  • Piel roja y sensible que es caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar, incluso fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea).
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.

Aunque los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales, el daño cutáneo con frecuencia es permanente y puede tener efectos serios a largo plazo, que incluyen cáncer de piel. Cuando la piel empieza a ponerse dolorosa y roja, el daño está hecho. El dolor es peor entre las 6 y 48 horas después de la exposición al sol.

Es mejor prevenir que curar

Es mejor prevenir una quemadura solar que tratarla. Las forma más efectiva de prevenirlas es mediante el uso de un protector solar de amplio espectro con un factor de protección mínimo de 30 FPS. Es importante aplicar una cantidad generosa de protector solar hasta cubrir completamente la piel expuesta y volver a aplicarlo cada  2 horas. También hay que volver a aplicar protector solar después de bañarse o sudar incluido en días nublados. Es recomendable el uso de sobrero, gafas con protección contra la luz ultravioleta y evitar la exposición solar prolongada cuando los rayos son más fuertes, entre las 10:00 y las 16:00.

Remedios naturales

En caso de sufrir quemaduras solares puede tomar una ducha fría o un baño para enfriar la piel quemada y aliviar la sensación de calor. También puede utilizar compresas frías y aplicarlas sobre las zonas quemadas.

Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia. No use mantequilla, vaselina ni otros productos a base de aceite. Pueden bloquear los poros y de esta manera el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección.

El aloe Vera constituye uno de los mejores remedios naturales para las quemaduras solares. Alivia el dolor, reduce la inflamación  y previene de infecciones. Es recomendable aplicar gel de aloe vera directamente sobre la piel quemada.

Contactar a un profesional médico

Llame al médico de inmediato si presenta fiebre con la quemadura de sol. Igualmente llame si hay signos de shock, insolación, deshidratación u otras reacciones serias. Estos signos abarcan:

  • Sentir desmayo o mareo
  • Pulso rápido o respiración acelerada
  • Sed extrema, ausencia de gasto urinario u ojos hundidos
  • Piel pálida, pegajosa o fría
  • Náuseas, fiebre, escalofrío o erupción cutánea
  • Ojos que duelen y son sensibles a la luz
  • Ampollas dolorosas e intensas

Productos Relacionados