Consejos naturales para aliviar la tos

La tos es un reflejo generado por el organismo que sirve mantener la garganta y las vías respiratorias despejadas, expulsar mucosidad, cuerpos extraños, etc.  Este acto reflejo suele iniciarse por la estimulación de las mucosas de las vías respiratorias.

Catarros, gripes, bronquitis, neumonía o asma suelen ser las causas más frecuentes para tener tos. Podríamos clasificar las toses en productivas o improductivas o secas. La tos  productiva es aquella que va acompañada de la expulsión de mucosidad mientras que la en tos seca no se expulsan flemas.

Uso de plantas medicinales para aliviar la tos

En muchas ocasiones la tos se puede aliviar con el uso debido de plantas medicinales. Algunas plantas medicinales como el tomillo o el eucalipto, por sus propiedades expectorantes y mucolíticas pueden ayudar en casos de toses productivas. En cambio, en casos de tos seca pueden ayudar plantas como la drosera o la amapola para ayudar a reducir la sensación de irritación en la garganta.

Estas plantas medicinales se pueden encontrar en diferentes formatos, ya sean cápsulas o infusiones, aunque es casos de tos siempre es más eficaz tomarlas en forma de infusión ya que además de beneficiarnos de sus propiedades proporcionamos al organismo líquidos adicionales (siempre es interesante aumentar el consumo líquidos en casos de tos, sobre todo si es tos productiva). Además las infusiones se pueden endulzar con miel para potenciar el efecto balsámico de la infusión.

Consejos generales para aliviar la tos

Como norma general en caso de tos, sobre todo si es tos productiva, se debe aumentar el consumo de líquidos (agua, zumo, infusiones) para ayudar a “arrancar” la mucosidad con la misma tos. En medida de lo posible es conveniente reducir el consumo de productos lácteos, ya que estos aumentan la productividad de mucosidad.

Los ambientes excesivamente secos tampoco ayudan en casos de tos, por lo que sería conveniente evitarlos en medida de lo posible. Una opción puede ser el uso de humidificadores a los que se le pueden añadir unas gotas de aceite esencial de tomillo o de eucalipto. También sería conveniente evitar ambientes cargados de humo de tabaco.

Si la tos viene dada por un catarro sería interesante aumentar el consumo de betacarotenos y de vitamina C para ayudar al organismo a recuperarse.

 

Productos Relacionados

Ver todos los productos para la tos